TERMINARON LAS VACACIONES DE INVIERNO.HUELGA DE DOCENTES EN VARIAS PROVINCIAS.
10/8/2008



Tizas caídas. Las vacaciones de invierno de los alumnos de los niveles inicial, primario y secundario terminaron  para 17 provincias argentinas, pero docentes de Salta, Entre Ríos, Tierra del Fuego y de la capital de La Rioja reiniciaron el ciclo lectivo con paros en reclamo de mejoras salariales, lo cual complicó en esas provincias el comienzo de clases.

En tanto, los maestros de Mendoza y Río Negro arrancaron, pero harán huelgas en la semana, con lo que el panorama tiende a empeorarse. Y los educadores bonaerenses, que ayer comenzaron sus vacaciones de invierno dijeron que el gremio local analizará en comisiones su situación salarial para reclamar paritarias al gobierno de Daniel Scioli, bajo la advertencia de que el 11 de agosto, cuando deben reanudar el dictado de clases, harán huelga.

El peor panorama se divisaba en Tierra del Fuego, donde los docentes iniciaron un paro por tiempo indeterminado al único gobierno del ARI del país, que encabeza la rosarina Fabiana Ríos. Fuentes del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina (Sutef) dijeron que la adhesión era “superior al 70 por ciento” y que la duración de la huelga “está sujeta a la decisión política del gobierno provincial”. El gremio reclama, además de aumentos, que se homologue en la isla el acuerdo de subas del 24 por ciento convenido meses atrás en las paritarias nacionales.

En tanto, en Salta, los docentes “autoconvocados” iniciaron ayer un paro por una semana que incluirá movilizaciones y reclamaron al gobierno que encabeza el kirchnerista Juan Urtubey a conceder mejoras salariales. Pero el ministro de Educación de la provincia, Leopoldo Van Cawlaert, dijo que no hay chances de “negociar bajo presión”, y justificó su decisión de no convocar a la mesa de negociación a los representantes de la Asociación Provincial Docente por su falta de “representatividad”. Es que el sector no tiene personería gremial. Pero de igual modo, el representante de los autoconvocados Víctor Gamboa sostuvo que ayer cumplieron la jornada de huelga “por lo menos 6.500 de los 23 mil docentes con cargo” y que “hay 120 mil chicos sin clases”.

“La medida va a ir sumando adherentes porque ya no podemos seguir con esta mentira del cambio que prometió Urtubey”, jaqueó el docente. Los autoconvocados exigen un salario básico de 1.800 pesos.

En Entre Ríos, por su parte, los docentes le plantaron una huelga de 72 horas al también kirchnerista “puro” Sergio Urribarri. Allí, los cuatro gremios docentes de la provincia adhirieron a la medida de fuerza en reclamo de elevar el básico, que actualmente está en 719 pesos, a 1.359 pesos. Fuentes sindicales dijeron que tuvo un alto acatamiento.

Por respuesta, la titular del Consejo General de Educación local, Graciela Bar, admitió que el reclamo docente “es justo”, pero alegó que “hoy es imposible de viabilizar” para la provincia.

En La Rioja los docentes de escuelas municipales realizaron un paro en protesta por el incumplimiento del último tramo del aumento salarial de marzo, de 25 pesos para el cargo de maestro de grado. Pero tras un acuerdo con las autoridades de la comuna, los docentes aseguraron que hoy reiniciarán el dictado de clases en forma normal.

Por su parte, los maestros de Mendoza anunciaron que mañana realizarán un paro y marcharán por la capital en reclamo de un sueldo básico de 2.900 pesos, “similar al que perciben los choferes de ómnibus”, dijeron fuentes gremiales.
Y en Río Negro, los docentes prevén realizar el viernes la primera de las tres jornadas de paro lanzadas para reclamar un aumento salarial por un mínimo de 2 mil pesos mensuales.

A su vez, los docentes de Tucumán, La Pampa, Santa Cruz y Corrientes reiniciaron ayer las clases sin medidas de fuerza a la vista pero con pedidos para reactivar las negociaciones salariales con las autoridades de sus provincias.

Con todo, según el cronograma del Ministerio de Educación de la Nación, ayer retornaron a clases chicos y docentes de Formosa, Jujuy, Misiones, Neuquén, San Juan, San Luis, y Santiago del Estero, donde no hubo advertencias sobre medidas de fuerza en lo inmediato.