LA FAMILIA Y CRÍTICA SOCIAL
27/5/2009



Con el estreno de su nuevo espectáculo, Hogar, del dramaturgo británico David Storey, Carlos Rivas no sólo volvió al Payró —donde realizó sus primeros trabajos en la década de los ochenta— sino que abordó, además, a uno de sus autores predilectos "Quiero dirigir Hogar desde 1981—dice— ese año estrené, de Storey, Vestuario; quedé fascinado por su estilo y con ganas de trabajar otra obra suya. Creo que ahora es el momento adecuado para reencontrarme con sus textos."

Tras dirigir La prueba y La duda, Rivas decidió concentrarse en un espectáculo que considera "una obra de arte. A lo mejor, no está destinada para el teatro comercial —dice—. Aunque estoy en el circuito alternativo, trabajo con el mismo equipo de iluminadores y técnicos con los que llevé a cabo mis últimos cuatro espectáculos."

En la obra actúan Sergio Catallani, Lourdes Cerretani, Adriana Marqués, Martín Papanicolau y Abián Vainstein. La obra incursiona en el encuentro de varios personajes en un lugar indefinido, abierto, donde repasan sus épocas de prosperidad y construyen vínculos muy particulares.



¿Cuál sería la diferencia entre esta obra y "La duda" o "La prueba"?

Es un espectáculo diferente a los que circulan por el teatro comercial, donde están funcionando obras con historias mucho menos comprometidas desde el tema y el lenguaje. En esta obra tuve mucho más tiempo para trabajar, y menos presiones respecto a las expectativas de taquilla. Acá no hay especulación. No lo estamos haciendo para ganar dinero, sino que nos da placer montar este texto. Además, Hogar está relacionada con aspectos que implican una crítica a la estructura social de este país.



¿En qué consiste esa crítica?

Tiene muchas resonancias con algunos temas de la política nacional, del funcionamiento y las consecuencias de los noventa, de lo que fue el ultraliberalismo. David Storey se mete mucho con las relaciones de la pareja, la familia, pero a través de las instituciones, de la presión económica a la que están sujetos los personajes. El sistema los expulsa y ellos tratan de resolver sus cuestiones familiares y de pareja. Todo esto sucede en un contexto donde los personajes no tienen trabajo y los hombres son desvalorizados. Para plantear esto, el autor tiene un lenguaje escénico muy especial. Al comienzo parece un texto ultrarrealista, pero a medida que la obra transcurre, establece un mundo delirante.



Reincide en autores británicos, ¿qué le atrae de la dramaturgia inglesa?

Tengo afición por el teatro inglés desde Shakespeare. Hogar es de la década de los setenta, y el autor pertenece a la generación llamada "jóvenes iracundos del teatro inglés". Me parece que estos autores poseen un lenguaje que comprendo y tiene que ver conmigo. -



INFORMACION:

"Hogar", con Abián Vainstein, Martín Papanicolau, Lourdes Cerretani, Adriana Marqués y Sergio Catallani se presenta viernes (a las 21.30) y sábados (a las 21), en el Payró, San Martín 766. $ 35