NOMINADA UNA HISPANA EN LA CORTE SUPREMA DE ESTADOS UNIDOS
27/5/2009



El presidente estadounidense rompió el molde nuevamente este martes al nombrar a la hispana Sonia Sotomayor como nuevo miembro de la Corte Suprema de Justicia.


Sotamayor se convierte en la primera persona hispana que  lcanza esta Corte, compuesta por nueve miembros y que opera como máxima instancia judicial del país en temas constitucionales.


Obama la escogió luego de varias semanas de especulaciones y luego que el juez supremo David Souter anunciara su retiro a partir de junio.

Los nombramientos a la Corte son vitalicios pero deben ser confirmados por el Comité Judicial del Senado. Dado el férreo control que poseen los demócratas en el legislativo, se da por descontada la ratificación.


Sotomayor es de origen puertorriqueño, pero se crió en una comunidad pobre del Bronx, en Nueva York. Su madre, una enfermera que quedó viuda muy joven, les inculcó a sus hijos la importancia de una buena educación como camino a la superación.


Sotomayor entendió muy bien la lección: se graduó con honores, en la Universidad de Princeton y luego en la escuela de leyes de Yale, donde editó por varios años la publicación Yale Law Yournal.

Juego político

Actualmente, Sotomayor es jueza en la Corte de Apelaciones para el Segundo Circuito. Considerada de corte liberal, mantendría la distribución ideológica actual de la Corte dado que Souter también profesa esta orientación.

Gracias a los dos nombramientos que le correspondieron al ex presidente George W. Bush, la Corte se inclina 5 contra 4 hacia su ala más conservadora. Pero se especula que Obama podría volver a cambiar su orientación, pues hay al menos un juez de tendencia republicana que podría retirarse próximamente. Sotomayor, de paso, se convierte en la tercera mujer en la historia en ocupar la Corte.


Antes de ella fueron nombradas Sandra Day OConnor, que se retiró en el 2005, y Ruth Bader Ginsburg, que todavía presta servicio.

Obama ha venido dando especial importancia a la comunidad hispana en su administración. Entre los más de 200 cargos de alto nivel que ha designado, al menos 24 son de origen hispano, es decir, más del 10 por ciento del total.


Para ponerlo en contexto, a Bill Clinton le tomó un año llegar a 30 funcionarios hispanos (o el 4,4 por ciento de su equipo), mientras George Bush nombró a 34 (5,5 por ciento) en el mismo lapso.

Entre ellos se destacan el secretario del Interior Ken Salazar, la de Trabajo, Hilda Muñoz, y ahora la vicefiscal nominada Ignacia Moreno.


Esta última hace parte de un grupo de funcionarios colombianos que hoy ocupan cargos de relevancia en la administración. Además de Moreno, Dan Restrepo como encargado de los Asuntos de América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional y Luis Miranda, jefe de Comunicaciones hispano de la Casa Blanca.

Obama, al parecer, está premiando y cortejando al voto hispano, que se inclinó por él en un 70 por ciento en la elección presidencial y que ya se convirtió en la minoría más grande del país. Con Sotomayor mató dos pájaros de un tiro pues es latina y mujer, otro grupo que lo favoreció en los comicios de noviembre.
  
Una condición médica delicada pero que está bajo control
 
Sonia Sotomayor padece de diabetes Tipo 1, que le fue diagnosticada a los ocho años. El mal es incurable, pero la Casa Blanca habló con su médico y llegó a la conclusión de que está controlado. Para sobrevivir, los pacientes deben recibir diariamente varias inyecciones de insulina o usar una bomba infusora. La insulina es la hormona que regula el nivel de azúcar en la sangre y la convierte en energía.

Como dato particular, se conoció que Sotomayor escribió cuando era estudiante de derecho en la Universidad de Yale que Puerto Rico debía conservar derechos sobre su plataforma continental en caso de convertirse en estado de la unión. El artículo apareció en la revista Yale Law Journal en 1979, cuando parecía que la isla solicitaría convertirse en estado.