CÓMO AFRONTAR EL INVIERNO
15/6/2009



Cómo Afrontar el Invierno

�� Use pantalones, pantalones de entrenamiento,

pantimedias gruesas de pierna entera o medias

calentadoras para las antepiernas (leg warmers).

�� Póngase capas de ropa, como camisas con un

suéter de lana o use una chaqueta por debajo de

un abrigo grueso.

�� No se olvide de ponerse un sombrero de lana o

sintético; el cuerpo pierde calor a través de la

cabeza; cúbrase la cabeza.

�� Las manoplas o mitones son más abrigados que

los guantes; éstas mantienen los dedos juntos.

�� En clima muy frío, use camisas o revestimientos

de polipropileno, para proporcionar calor

adicional y apartar el sudor del cuerpo.

�� Manténgase seco(a). Cámbiese la ropa mojada

para prevenir la pérdida del calor del cuerpo.

�� Asegúrese de avisarle de antemano a su

compañía de servicio de energía eléctrica si una

pérdida de electricidad podría poner en riesgo

inmediato su vida o su seguridad.

�� Pídale a un(a) amigo(a) o familiar que pase dos

veces al día, para verificar que usted esté bien

durante los días de clima excepcionalmente frío.

�� Escuche los medios de comunicación para

obtener información. Mantenga disponible una

radio que funciona a pilas, con un juego adicional

de pilas de repuesto.

�� Un teléfono inalámbrico no funcionará en el caso

de un apagón o pérdida de energía eléctrica.

Asegúrese de tener un teléfono regular que se

enchufa directamente a una toma de la pared.

Otra opción es un teléfono celular.

�� Mantenga a su alcance una linterna y un juego de

pilas de repuesto.

�� Guarde en el mismo sitio, un suministro de sus

medicamentos que requieran recetas médicas

que sea suficiente como para 10 días, junto con

una lista de sus números telefónicos de contacto

en caso de emergencia.

�� Cierre temporalmente la calefacción para ciertas

habitaciones.

�� Esté atento(a) a las señales de la hipotermia.

Éstas incluyen tiritar de frío incontrolablemente,

pérdida de la memoria, desorientación,

incoherencia, dificultad para hablar o pronunciar

las palabras, sentir somnolencia y agotamiento

aparente. En caso de detectarse, trasladar a la

víctima a un lugar cálido y vestir a la persona con

ropa seca. Envolverle el cuerpo entero en una

cobija. Si la víctima está consciente, calentarle

primero la parte central del cuerpo dándole

bebidas calientes. Conseguir ayuda médica lo

antes posible.