SANARNOS A CUALQUIER EDAD
24/8/2009



Alimentación balanceada, ejercicio, no al cigarrillo, alcohol moderado, dormir bien, exámenes y visitas regulares al médico, previenen la aparición de enfermedades. Siete profesionales de la salud nos dicen cómo la mujer puede mantenerse sana de la adolescencia a la tercera edad, ya que cada etapa vital tiene sus propias características y necesidades.

Por ejemplo, una mujer de cincuenta años no necesita la misma cantidad de alimentos que una de quince, en pleno desarrollo físico.
 En la madurez, el metabolismo se ralentiza y no se necesitan demasiadas calorías. Factores como la menstruación, el embarazo, la lactancia y la menopausia afectan los niveles de calcio y hierro, por lo que se requiere alimentación especial y suplementos. Lo importante, como dice nuestra portada, la doctora Fernanda Lucía Hernández, presentadora de la sección Salud de Noticias Caracol, es la prevención. “Un cáncer del cuello uterino tiene altísimos costos de tipo económico, social, familiar y personal para las mujeres.
 
Pero si las mujeres nos hacemos la citología una vez al año se podrá prevenir la aparición de esta enfermedad”, dice la médica.
Camila ZuluagaCon solo 24 años ya es la editora de investigaciones de La W y mano derecha de Julio Sánchez Cristo. Es vegetariana desde los 15 años, primero por influencia de su familia, y luego por salud pues un médico bioenergético le dijo que por su tipo de sangre no debía comer carne, aunque sí come huevos y toma leche. “Lo bueno es que te sientes ligero; lo malo es que si no complementas las verduras con proteínas como lentejas o granos, te debilitas”. En materia de ejercicio físico, Camila va al gimnasio, y en cuanto a los exámenes médicos, ella asegura ir mucho al médico pues es “un poquito hipocondríaca”, y como dice su esposo, el también periodista Antonio Casale, a Camila “le gusta ir más al médico que cualquier otra cosa”.

Camila considera que, como dice el refrán, la salud es más importante que el dinero y el amor.
De los 15 a los 25Cree buenos hábitosA esta edad se deben iniciar los controles ginecológicos y de planificación familiar. Es el momento de empezar a cuidar la piel ya que, debido a los cambios hormonales, en algunos casos se producen problemas de acné. Los expertos aconsejan tomar agua, consumir vitamina A y C, y comer verduras, que ayudan a mejorar la digestión. - Lavar el rostro con limpiadores sin jabón, y si se es de piel mixta o grasa utilizar geles o lociones hidratantes.

- Evitar la exposición a los rayos solares de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde”, señala el doctor Jaime Duarte Agudelo, coordinador médico de la Liga Colombiana Contra el Cáncer.
- “Un exceso de calorías conduce a la obesidad, la cual es un factor de riesgo de diabetes, hipertensión, enfermedad cardiovascular y ciertos tipos de cáncer”, dice el doctor Roberto Morán, director mundial de Asuntos Médicos y Nutricionales en McNeil Nutritionals, compañía Johnson & Johnson.-

“Antes de tener relaciones sexuales vacunarse contra el virus del Papiloma Humano (cáncer de cuello uterino)”, recomienda el ginecobstetra Édgar Monzón.
- Hacerse la citología y reclamar los resultados. - No olvidar el uso de anticonceptivos y condones para prevenir embarazos y enfermedades de transmisión sexual (ETS). - Chequeo de glicemia, perfil lipídico (colesterol y triglicéridos) y cuadro hemático, para observar si hay principios de anemia.
 
Fernanda HernándezLa persona que diariamente presenta la sección de Salud en Caracol Noticias es ejemplo de salud, interna y externa, como se puede ver en estas fotos de LA REVISTA. Médica de la Universidad Militar, con una especialización en Epidemiología en el Rosario, aspira a hacer un postgrado en Salud Pública, pues le apasiona el tema de la salud preventiva. Ella se cuida pues cree que el médico debe enseñar con el ejemplo:

“No tiene presentación que un cardiólogo gordo le diga a su paciente que tiene que bajar de peso”, dice. Fernanda tiene una envidiable figura -fue el comentario general durante la sesión de fotos- gracias a la alimentación y al ejercicio que realiza. Siempre almuerza después del noticiero, lo hace con calma y come de todo, eso sí, sin incluir sopas, que no le gustan, como le pasaba a Mafalda. Va al gimnasio “tres veces a la semana y si puedo cuatro y cinco veces. Cada año voy al médico general, al ginecólogo, al odontólogo y me hago la citología”, asegura.
 
De los 25 a los 35Ejercicio, calcio y vitaminasLas mujeres están en el punto óptimo del ciclo fértil, una excelente edad para el embarazo. Ejercicio físico y una dieta balanceada previenen el envejecimiento prematuro. Después de los 25 años las mujeres empiezan a perder calcio, por lo que deben consumir alimentos que lo contengan y vitamina D. - El protector solar es fundamental, sin importar si está o no al aire libre.- Utilizar cremas antiarrugas e hidratantes después de los 25 años.

- Lavar la zona íntima con agua y un jabón con un ph adecuado. Evitar el uso de toallas húmedas, jabones o toallas higiénicas perfumadas, que favorecen las infecciones.
- Por higiene, no se recomienda usar panties tipo seda dental con el objetivo de prevenir infecciones. - Examen de tipificación del Virus del Papiloma Humano para aplicar la vacuna.- Hacer el autoexamen de seno una vez al mes y la citología vaginal anual. Si tiene antecedentes de cáncer de seno, es necesaria la mamografía y repetir el examen cada año.

- Antes de quedar embarazada realizar un chequeo ginecológico y exámenes que detecten enfermedades como la toxoplasmosis, rubéola, sífilis, VIH o Hepatitis B.
Claudia HoyosLa hermosa periodista cartagenera, presentadora de la sección 1, 2 y 3 del Noticiero CM&, mantiene una cuidada figura vigilando su alimentación y asistiendo el gimnasio mínimo tres veces a la semana para hacer cardio y pesas.

“Como de todo, pero balanceado y en poca cantidad. Lo que primero sacrifico, si me subo un par de kilos después de vacaciones, es el postre”, dice Claudia, quien reitera con una sonrisa que, “después de los 40 todo lo que se ponga en la boca engorda”. También señala que hay que tener cuidado no sólo con la comida sino también con el trago, pues las calorías de un par de vinos o de un whisky pueden dar al traste con la dieta.
 
Ella cada año se hace los exámenes de rigor y visita al ginecólogo, al oftalmólogo y al optómetra. Considera que tiene buena salud, aunque reconoce que sí ha notado cambios después de los cuarenta años: “Me canso más, tengo que ir con más frecuencia al médico, pero sé que en la prevención está la clave de una vejez saludable”.

De los 35 a los 45
Aprenda a dormir bienDespués de los 30 las mujeres empiezan a quejarse de dificultades para dormir. Los expertos aseguran que el sueño es indispensable para recuperar la salud del cuerpo y la mente. El no dormir bien genera estrés y se refleja en la apariencia de la piel. Para dormir bien es importante hacer deporte, sacar el televisor del cuarto y mantener una rutina, por ejemplo tomar un baño caliente y humectar la piel con una crema hidratante y con fragancias relajantes antes de irse a la cama. Recuerden que es en la noche cuando la piel está más receptiva y los productos que se le aplican se asimilan mejor.

De igual forma, la actividad física y una dieta balanceada evitarán el sobrepeso, sobre todo si ha tenido hijos.
- Después de los 38 años un embarazo tiene riesgos para la madre y el hijo, por lo que es aconsejable, si está embarazada, estar bajo la vigilancia permanente de un ginecobstetra.-

“Realizarse la densitometría ósea (para determinar si tiene osteoporosis), según criterio médico. Las personas de piel clara tienen más riesgo de perder calcio, para quienes se recomiendan “los ejercicios de alto impacto como la marcha o el trote, que ayudan a evitar su pérdida”, dice el doctor Gregorio Sánchez, presidente de la Asociación Colombiana de Medicina Interna.
-

Aumentar el consumo de frutas y vegetales ricos en antioxidantes.
- Examen de mamografía cada año.- Autoexamen de seno y citología.- A esta edad, “algunas mujeres presentan dermatitis atópica, la cual se produce por la pérdida de agua, que produce resequedad e irritación en la piel”, dice Édgar Olmos, dermatólogo. Se recomienda usar cremas hidratantes a base de glicerol y urea. - En la noche aplicar cremas humectantes y relajantes para dormir bien.