COMER SANO DESDE LA ESCUELA
2/9/2009



El cardiólogo Valentí Fuster y el cocinero Ferran Adria abogaron hoy por que los colegios impartan una asignatura de alimentación saludable para combatir la obesidad infantil, que en los últimos diez años ha aumentado un 35 por ciento a nivel mundial.

Fuster y Adria aprovecharon la celebración en Barcelona de un congreso de la Sociedad Europea de Cardiología para alertar sobre la urgencia de atajar el aumento de la obesidad infantil, cuyo tratamiento tiene un coste para los sistemas sanitarios que creen inasumible.

En España, entre el 8 y el 16 por ciento de los niños con edades comprendidas entre los seis y siete años padecen obesidad, mientras que entre la población adulta este porcentaje asciende a un 20 por ciento, al tiempo que casi un 30 por ciento tiene sobrepeso.

A nivel mundial, la obesidad infantil ha aumentado en los últimos diez años un 35 por ciento, lo que conllevará en el futuro un incremento de la diabetes, la hipertensión y el colesterol.

En opinión de Fuster y Adria, la mejor estrategia para invertir la situación es cambiar los estilos de vida, incrementando el ejercicio físico y comiendo de manera saludable, además de educar a los más niños en hábitos alimentarios sanos.

El destacado cardiólogo pidió que los esfuerzos para combatir la obesidad se centren en la educación y la prevención, en lugar del tratamiento como se ha hecho hasta ahora, porque los estudios demuestran que es improbable que un niño obeso pueda convertirse en un adulto con un peso normalizado.

"Los niños se pasan muchas horas delante de los ordenadores, sin moverse. Antes se andaba y se corría más. Además las relaciones con los padres han cambiado mucho, pasan menos tiempo juntos y el niño está imbuido en un mundo muy acelerado y estresado que le lleva a comer rápido y mal", aseguró.

Por su parte, Adria solicitó al Gobierno español que aproveche su próxima presidencia de la Unión Europea (UE) para impulsar la introducción en las escuelas de una asignatura sobre alimentación saludable.

El conocido cocinero lamentó que la obesidad "no ha interesado a nadie" y aseguró que el gran reto es "mentalizar a la población de que se puede ser feliz cocinando en casa".

Fuster y Adria, que promueven varios proyectos de educación en la alimentación que se llevan a cabo en Bogotá y en Madrid, anunciaron la implementación de otro similar este curso escolar en tres escuelas de Cardona (Barcelona).