CLAVES PARA PREVENIR LA DIABETES
4/7/2010



La diabetes, tema central de una cumbre latinoamericana de especialistas líderes de la región, tuvo ayer sus últimos ecos. En medio de despedidas, hubo tiempo para reflexionar sobre la situación en la Argentina.

Juan José Gagliardino, investigador del Conicet y director del Centro de Endocrinología Experimental y Aplicada (CENEXA) para Diabetes –de la OMS y de la OPS–, conversó con Clarín sobre cómo prevenirla en nuestro país.

Teniendo en cuenta que los hábitos nacionales de alimentación y ejercicio físico se alejan cada vez más de lo saludable, la sentencia de Gagliardino es categórica: “Tenemos una población que está haciendo todo lo posible para entrar en riesgo”. Pero agrega una esperanza:
 
“La experiencia mundial nos indica que si uno identifica a personas que podrían padecerla se puede hacer una prevención de hasta un 58 por ciento en un plazo de 6 años. Además, tenemos información sobre las herramientas que pueden ayudar a prevenir la aparición de la diabetes tipo 2, la que engloba el 90 por ciento de los casos”.

Esas indicaciones pueden resumirse en cinco claves: 1. Dividir el plato en cuatro, recuperar a la fruta como postre y olvidarse de las gaseosas.

“La imagen para recordar un plato saludable es sencilla. Simplemente hay que dividirlo en cuatro. Dos cuartos deben estar ocupados por el color verde, con verduras de hoja; otro cuarto por vegetales de colores y el último, por carne.
 
Si uno piensa en cómo se sirve el asado en nuestro país, se puede ver que estamos muy lejos de esa recomendación. Otro dato: de las 4 a 6 comidas que uno debiera hacer en el día, hay que incluir en todas frutas y también verduras. Suena raro, pero es vital recuperar el hábito de la fruta como postre, es algo que se ha ido perdiendo. Las frutas y los vegetales crudos son muy importantes. En cuanto a las bebidas, lo mejor es el agua. Hay que evitar las gaseosas, y no pasar el límite de una copa de vino por día”.

2. Incluir en la rutina diaria una caminata de 30 minutos.

“El sedentarismo está alcanzando niveles muy altos en el país. En la escuela primaria y secundaria, la actividad física es la base de una materia que uno debe aprobar. Pero no es sólo eso, es parte de la vida, del futuro, y debería convertirse en un hábito. Y no hace falta ser un atleta para estar bien físicamente, hay que caminar durante 30 minutos por día.

A veces, las personas dicen que no tienen tiempo: la solución es que usen la escalera en vez del ascensor, que se bajen unas paradas antes si viajan en colectivo o estacionen unas cuadras antes si van en auto. La caminata, además, debe ser activa, pasear mirando vidrieras no es lo mismo”.

3. Dosificar el uso de la tecnología para que no le reste tiempo a las actividades al aire libre.

“La influencia de la televisión y de la PC modificó considerablemente nuestras costumbres. Las generaciones pasadas salían a jugar a la vereda o andaban en bicicleta por el barrio. Ahora, por el temor a la inseguridad, los chicos salen a la plaza únicamente con sus padres.
 
Lo que hay que hacer es dosificar el tiempo que se dedica a la tecnología: no debe superar al que se disfruta al aire libre”.

4. Estimular la capacitación de los prestadores de salud.

“La educación debe mejorar en todos sus niveles, no solamente en la facultad de Medicina. Y no se trata únicamente de hacer hincapié en la educación académica, también es importante enseñarles a los chicos cómo elegir las opciones más saludables.

Debería existir para ellos una materia que tenga como base la educación alimentaria. A su vez, el profesional de la salud debe tener la oportunidad de capacitarse y sentirse estimulado para hacer cursos de actualización.

5. Promover más campañas que difundan síntomas y riesgos del alto nivel de azúcar.

“Las campañas se están realizando. Puedo decir que estoy contento pero no satisfecho: siempre es mejor tener más espacios de difusión. Es importante comunicar los síntomas de la diabetes, como así también sus riesgos. E informar sobre tratamientos. La diabetes no se cura, pero se puede controlar